Continuando con nuestra serie de webinars con expertos, ayer miércoles 6 de mayo, contamos con el presidente del Gobierno de España (2004-2011) José Luis Rodríguez Zapatero, que reflexionó sobre los nuevos equilibrios globales que surgirán a raíz de la pandemia de la COVID-19 y las consecuencias políticas y económicas de esta crisis para las democracias y el estado de bienestar, en el webinar "Pandemia y política". A continuación podrás ver un resumen de lo mejor, así como acceder al vídeo del webinar.

Oposición

“Defiendo una oposición útil, más alternativa que crítica, aunque debe ser crítica, pero en crisis tan graves, la actitud de la oposición ha de ser de pleno compromiso con el destino del país”. Así comenzaba su charla, José Luis Rodríguez Zapatero reconociendo que esta pandemia es quizás la crisis más grave a la que se puede enfrentar la política en una situación de no confrontación bélica y defendiendo que es casi tan importante el compromiso, la actitud y responsabilidad del Gobierno como de la oposición. “Esta no es una crisis de color político, es fruto de un shock externo”, comentó. Para el expresidente ante una crisis gravísima, la política es la respuesta de la máxima certidumbre posible y debe ir al mismo tiempo que la ciencia.

Sobre la prórroga del estado de alarma a Rodríguez Zapatero le hubiese gustado que el PP la apoyase. “Me ha parecido un debate entre absurdo e increíble que se buscaran alternativas al estado de alarma”.  Y añadió que “Pablo Casado es un líder joven, lleva poco tiempo en la oposición. Lo que decimos debe parecerse a lo que votamos”. Respecto a Ciudadanos cree que ha recuperado terreno y que Inés Arrimadas ha estado acertada.

Si queremos Europa, Europa tiene que ser solidaria

Para el expresidente, sin una corporación global, con el apoyo de la UE, el G-20 y el FMI, las crisis económicas son extraordinariamente difíciles de combatir. Rodríguez Zapatero se mostró tajante al afirmar que nunca el mundo va a necesitar tanta cooperación para reactivar la economía como con esta crisis.

Rememoró la gestión de la gripe A que debió mediar durante su cargo como presidente: “Todos los datos que teníamos indicaban que iba a ser una epidemia grave y a pesar de la alerta, la pandemia no tuvo un efecto tan negativo. Debemos asumir que incluso en la ciencia hay un margen de imprevisibilidad”. Y recordó que el estado de alarma tiene control constitucional, parlamentario y jurisdiccional: “Tenemos que tener una gran seguridad de cada paso que damos por el potencial maligno de este virus. Fijémonos en China y olvidemos los prejuicios”.

Una cuestión de gobernanza global

“Los nacionalismos no van a salir reforzados de esta crisis. Este mundo necesita de una gobernanza global que antes o después se va a imponer”. Para el expresidente hay una deriva del discurso que le preocupa: marcar unas normas para defender los derechos de la salud y de la vida para evitar contagios no supone ningún ataque a los derechos de libertad. “En la medida en que cada uno de nosotros seamos más responsables, volveremos a ver antes las playas y los aviones llenos”. Y ha añadido que “lo público es insustituible. Defendámoslo. Cada vez será más necesario.

Nuestra política exterior debe ser de multilateralismo, cooperación y diálogo. En la medida que el mundo es más global, necesitamos un diálogo más global. Rodríguez Zapatero puso el ejemplo de Argentina: “en unas circunstancias dificilísimas, está afrontando la pandemia con una gran inteligencia” y alabó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por estar “manteniendo el temple con capacidad de liderazgo”.

Respondiendo a la pregunta sobre el líder cuya gestión de la crisis más valora, añadió que: “Hay un reconocimiento muy claro hacia Angela Merkel de cómo ha comunicado y cómo ha gestionado”.

La pandemia no ha terminado

El expresidente hizo hincapié en la necesidad de una reserva estratégica de material sanitario. “La situación está lejos del control. La pandemia no ha terminado. Nos queda saber mucho de la ciencia y entender por qué en unos países ha tenido una explosión mayor que en otros. Me parece fundamental que la cooperación se imponga. Los rebrotes son posibles y relativamente fáciles, por lo que debemos poner esfuerzo”.

contacto-thinking-heads