El debate digital “Agroalimentación y distribución: esenciales en la crisis, claves para la recuperación”, organizado por Thinking Heads, contó con la participación de algunos de los representantes de las principales asociaciones y agrupaciones del sector agroalimentario, quienes identificaron los principales retos y oportunidades en el escenario post COVID-19.

El objetivo del debate era el de plantear los temas clave para el sector agroalimentario y la distribución, desde el papel esencial que ha tenido en la crisis sanitaria, hasta las demandas que siguen vigentes y resultan fundamentales para asegurar la contribución del sector, no solo a la recuperación económica, sino al futuro del país, con especial incidencia en los grandes retos del sector, las necesidades de financiación pública y privada, así como cuestiones derivadas del marco regulatorio.

Edelmira Barreira, directora de Consultoría de Thinking Heads, fue la encargada de moderar este debate online. “El sector ha demostrado su carácter esencial y su compromiso ejemplar, pero también la crisis ha evidenciado los retos que afronta y los respaldos que necesita”, indicó durante su intervención. 

Competitividad e innovación

José María Pozancos, director de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (FEPEX), defendió que la aportación del sector al fuerte incremento de la demanda es admirable. FEPEX es una organización sectorial que integra a 31 asociaciones de ámbito provincial, autonómico o nacional, que a su vez están constituidas por más de 1800 empresas agrarias y comerciales, enmarcadas en estas ramas de actividad, con funciones de representación e interlocución a todos los niveles. Para Pozancos: “La gran asignatura pendiente es la competitividad y lamentablemente ha sido una de las consecuencias más directas de la COVID-19”.

Agustín Herrero, director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España, defendió que ha habido un esfuerzo enorme “para cumplir con nuestra ambición que es alimentar a la sociedad”. Cooperativas Agro-alimentarias de España es una organización que representa y defiende los intereses económicos y sociales del movimiento cooperativo agrario español, de todas las CCAA y ante todas las Administraciones y todos los agentes, además de prestar servicios de formación, información y asesoramiento. Herrero comentó que se ha puesto de manifiesto que este es un sector esencial relacionado con otros que han tenido un impacto muy fuerte como el cierre total del canal de la hostelería y restauración. “La Administración Pública no puede olvidarse del sector, ha quedado dañado durante esta crisis y va a necesitar ayuda para afrontar las dificultades sufridas” y sobre el pacto verde añadía que no está en sus planes oponerse pero necesitarán tiempo, dinero, innovación y compromiso por parte del consumidor.

Industrias afectadas y recuperación 

Por su parte, Verónica Puente, directora de Internacionalización de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), recalcó cómo impactan directamente otros sectores como el turismo y la hostelería, que supone el 30% de sus ventas, y se mostró esperanzada respecto al futuro: “Esperamos en 2021 volver a la normalidad gracias a un plan de ámbito económico y fiscal que ayudará a implantar soluciones en alimentación-gastronomía y turismo”. FIAB representa a esta industria desde hace más de 40 años y está constituida por casi medio centenar de asociaciones, y mantiene un compromiso firme e innegociable con la seguridad alimentaria, la calidad de vida y el bienestar de los consumidores y la sostenibilidad económica, social y medioambiental del sector. Han estimado que después de 6 años creando empleo, por primera vez podrían perder entre 4000 y 11.000 empleos directos, estimado el cierre de unas 800 pymes.

También participó Felipe Medina, secretario general técnico de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS), quien reconoció la confiabilidad del sector: “Unidos por un objetivo común rendimos a un altísimo nivel” y remarcó que el problema siempre fue el virus y en ningún caso el abastecimiento alimentario, gracias al esfuerzo de toda la cadena agroalimentaria. Vaticinó que vamos a afrontar una crisis de consumo y resultará fundamental no hacer experimentos con la fiscalidad de los alimentos. Para Medina: “La recuperación ha de ser verde y digital” y añadió que: “El valor de la proximidad lo veníamos defendiendo desde hace mucho tiempo. Más de 23.000 puntos de venta en España han garantizado la distribución que convierte al sector en competitivo”.

El debate contó además, con la aportación de la visión transversal del sector financiero, como herramienta para la inversión y dinamización del sector. Ricardo García, director de Negocios de Caja Mar piensa que “Ya nadie duda de que el sector agroalimentario es estratégico para la recuperación” y comentó que: “Lo que tenemos que asumir es que esto es una crisis sanitaria que ya ha derivado en una crisis económica y que esperemos que no derive en una crisis financiera”.

A continuación puedes ver el debate completo:

 

VER MÁS WEBINARS