El próximo martes 23 de marzo presentamos el estudio “Th1Trends. El impacto de la reputación de los líderes políticos en la intención de voto en España”, un análisis de la reputación de los principales líderes políticos nacionales, autonómicos y locales, resultado de más de 7.500 entrevistas.

Durante la presentación daremos a conocer los principales resultados de este análisis, que arroja conclusiones muy interesantes sobre, entre otros aspectos, la percepción del liderazgo de las mujeres en este ámbito. Estos resultados los adelantamos en el webinar que celebramos el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Hasta entonces, compartimos a continuación algunas de las conclusiones más destacadas.

Reputación de los líderes políticos

Nuestro Modelo de Reputación del Líder Político se basa en que la percepción es una emoción, pero una emoción que se construye sobre pilares racionales, concretamente cuatro. ¿Cuáles son estos aspectos racionales que determinan la reputación?

  • El liderazgo: capacidad para inspirar, con una visión clara de futuro y que sepa generar interés y adhesiones.
  • La competencia: perspicacia, con capacidad para gestionar políticas y alcanzar consensos.
  • Los valores humanos: que se interese de verdad por los problemas de las personas, que sea accesible y tenga buena voluntad. 
  • La integridad: que sea fiable, que cumpla lo que promete y que no se aproveche indebidamente de su posición.

Juntos construyen el core emocional de la reputación: credibilidad, respeto, confianza y admiración.

 Captura de pantalla 2021-03-17 a las 13.06.58

 

A la hora de modelarse la reputación, debe analizarse cuál es el peso que estos elementos racionales tienen en la valoración del líder. La composición e importancia de estas 4 dimensiones es bastante equilibrada. El liderazgo representa un 27,2%, la competencia un 23,6%, la integridad supone un 26.4% y los valores humanos, un 22,8%. Un líder político será bien valorado si sobresale de manera homogénea en estos aspectos, y no tanto si destaca mayoritariamente solo en algunos de ellos.

Liderazgo femenino en la política

El primer dato que se debe destacar es la baja presencia de mujeres en la esfera política en España. De los líderes valorados en el estudio, solo el 21,41% son mujeres, un dato más que ilustrativo del trabajo que queda por hacer en materia de representatividad de la mujer en política. Aunque su representatividad sea minoritaria, es importante saber cómo se las valora. Los resultados obtenidos indican que se las valora de forma más homogénea que a los hombres. La diferencia entre las líderes mejor y peor valoradas es de solo 8 puntos sobre 100, lo que implica una percepción muy similar entre ellas a ojos de la sociedad. En ellos encontramos mayor disparidad, y esta diferencia entre los mejor y peor valorados es mucho mayor, de 27,1 puntos.

Además, las mujeres son también las más exigentes a la hora de evaluar a mujeres políticas, porque ellas valoran hasta en 5 puntos más de media a los líderes masculinos que a las femeninas. 

Al igual que en el ámbito empresarial y laboral, los datos evidencian una falta de representatividad de las mujeres en posiciones de responsabilidad política, pero también son indicativos de una tendencia positiva en cómo su liderazgo es percibido por los hombres.

Mientras que  a ellos los valoran más aquellos que pertenecen a un grupo de edad de más de 45 años (7,2 puntos más que a ellas), un signo significativo para la normalización de la diversidad en la sociedad española es la percepción de hombres de entre 35 y 44 años, que en general valoran mejor a las mujeres (2,44 puntos más que a los hombres). Se trata de un dato positivo a futuro, que refleja una mayor concienciación de los hombres por la diversidad. Ellos también dan más importancia en ellas a los aspectos relacionados con la integridad y los valores humanos que a sus homólogos masculinos.

El camino hacia la igualdad pasa por aunar estas dos realidades en una sola: si las mujeres líderes son tan bien valoradas en puestos de responsabilidad política, ¿por qué no hay más?

El próximo martes 23 de marzo debatiremos sobre estas y otras cuestiones, en la presentación de nuestro estudio “Th1Trends. El impacto de la reputación de los líderes políticos en la intención de voto en España”. Para ello, contaremos con la presencia de analistas y líderes políticos con los que aportar contexto y reflexión. Participarán Borja Sémper, exportavoz del Partido Popular en el Parlamento Vasco; Verónica Fumanal, presidenta de la Asociación de Comunicación Política (ACOP); Fernando Vallespín, expresidente del CIS y Carmen Martínez Castro, exsecretaria de Estado de Comunicación. Daniel Romero-Abreu, presidente y fundador de Thinking Heads, será el encargado de presentar el estudio y Edelmira Barreira, directora de Consultoría de Thinking Heads, moderará la mesa redonda.

Presentación virtual El impacto de la reputación de los líderes políticos